domingo, 26 de junio de 2011

Corpus Christi

Hoy celebramos la Solemnidad del Cuerpo y Sangre de Jesucristo.

Cuando termina la Consagración, y se ha producido la transubstanciación, es decir, el pan y el vino, se convierten en Cuerpo y Sangre de Cristo, el sacerdote nos dice con voz firme: ¡Éste es, el Sacramento de nuestra fe". Y verdaderamente es así.

Todos los días, se produce este milagro glorioso, en el que Jesús quiso quedarse con nosotros de forma sacramental. Pero hoy; celebramos solemnemente, que Cristo, en su infinita misericordia, en su infinito Amor, se queda con nosotros "hasta el fin del mundo".

Jesús Sacramentado, es el alimento que nos da la vida. Puede parecer frase hecha, pero tenemos ejemplos en los santos, como Santa Catalina de Siena, que Jesús Sacramentado era el único alimento que ingería durante la Cuaresma.

Es cierto, que es el Sacramento de nuestra fe, o el Misterio de nuestra fe. Pero también creemos que Jesús se hace presente en la Eucaristía, por la fe que Él nos regala.

Ya el jueves, en ciudades como Sevilla, Granada o Toledo, el Señor salía a la calle. Hoy, lo hace en el resto de lugares españoles. Y es que, si creemos en la Eucaristía, creemos que es el mismo Jesús el que sale a la calle, se reúne con su pueblo y va derramando bendiciones y misericordia en todos sus hijos. Unos las tomarán. Otros, en su libertad, no.

Hoy, después de la celebración de la Eucaristía, Jesús salía a la calle. Sonaba el himno nacional cuando el Rey de Reyes, estaba bajo el umbral de la puerta principal del templo. Poco a poco iba adentrándose, como queriendo reencontrarse con nosotros. ¡Lástima que algunos no quieran verlo! ¡Lástima que algunos, no sepan quién es!. Siempre digo, que cuando lo veo en su templete este día, paseando entre nosotros, se me viene a la cabeza lo que dijo Bartimeo: "Jesús, Hijo de David, ten compasión de mí".

Hoy, sentí tristeza, porque la soberbia y prepotencia del hombre, quiso restar protagonismo al mismo Dios en la procesión que he vivido. Pero esto no va a impedir, que quiera darle gracias una vez más, porque Él se ha quedado con nosotros. Por su Misericordia. Es un día para alabar a Dios, para adorarlo, para darle Gloria.

¡Bendito y alabado sea Jesús!.
¡El único merecedor de la Gloria, la Honra y el Honor!.
¡Gracias Señor, por quedarte con nosotros!

Que Jesús Sacramentado, os colme de bendiciones.

8 comentarios:

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

BWENDITO Y ALABADO SEA JESÚS.
QUE DIOS TE BENDIGA.
UN ABRAZO, Montserrat

Rafa dijo...

¡Bendito sea por siempre!.
Dios te colme de bendiciones Montserrat.
¡Un fuerte abrazo!

Gran Visigoda dijo...

Sea por siempre bendito y alabado !. Que sepamos ser custodias vivas de este Jesus entregado.
Que Dios te bendiga!
Un abrazo.

eligelavida dijo...

También para ti, Rafa, en esta gran fiesta de la Iglesia y del mundo. Un saludo!

Miriam de caminar dijo...

En Barcelona muchos turistas preguntaban que se celebraba. Quizás no se han convertido de golpe, pero seguro que algo les ha llegado
¡Alabado sea el Señor en el Stmo Sacramento¡

lourdes dijo...

gracias por este compartir que el Señor nos conceda la gracias de ser conciente que la Eucaristía en su presencia viva entre nosotros el DIOS con nosotros un abrazo hoy dia de San pedro y Pablo unidos en oración

lourdes dijo...

Que el señor nos ayude a SER PAN PARTIDO para todo los que nos rodean GRACIAS Unidos en ORACIÓN

lourdes dijo...

UN abrazo en el dia del CORAZÓN DE JESÚS donde todos entramos que el nos conceda un CORAZÓN semejante al de ÉL unidos en oración