miércoles, 27 de julio de 2011

Intentando hacer Su Voluntad

Aunque esté tanto tiempo sin escribir, no quiere decir que me olvidara del blog. Simplemente que, otros quehaceres, me han impedido dedicarle un poquito de tiempo. Llevo varios días queriendo escribir esto, pero por los motivos ya mencionados, no he podido.

Esta foto que traigo hoy, para mí es significativa. Y es que me propusieron pertenecer a un grupo de la parroquia. Me ha costado decidirme, porque lo primero que pensé, -y pienso que demasiadas veces lo hacemos- es en todos los inconvenientes que me traían. Debo dedicar más tiempo a mi nueva misión, a los demás. Me puede quitar también un poco de la rutina diaria. Eso está bien, pero pensé, desde mi comodidad, que podría ser otro inconveniente. Después de pensarlo, orarlo, consultarlo mucho, me decidí a decir “”.

Después de esto pensé: “¿Quién te ha llamado a meterte en este berenjenal?” Pero obtuve la respuesta rápida: Dios. Inmediatamente, se me vino a la cabeza, que la Virgen dijo SÍ al Señor; aún sabiendo las dificultades que se le venían encima, que se terminaba su vida rutinaria, su comodidad, que tendría una misión importantísima desde aquél momento y con muchísima responsabilidad. Entonces es cuando volvió la paz y mi confianza en Él y en Ella.

¿Cuántas veces he cantado “quiero decir que Sí, como Tú, María?. Pues, por lo que se ve, me ha escuchado y me lo ha concedido.

A veces comparo estas pequeñas “misiones” (si podemos llamarlas así), con un cuadro. Antes de empezar la pintura, el autor quizás tiene en su mente lo que quiere plasmar. Prepara el lienzo, coge los pinceles, los óleos y empieza su obra. Cuando la termina, puede que no sea lo que tenía en mente, pero al final, el resultado es una bella estampa. Pues en nuestras tareas, el lienzo es donde mostraremos nuestro trabajo. Somos los pinceles, y Dios nos usa para realizar la obra. Unas veces cogerá un pincel fino; otras, uno grueso; otras, incluso una espátula… y esos somos cada uno de nosotros. Con nuestras funciones asignadas, para que la obra de Dios, sea lo mejor posible. Pero eso sí; debemos ser dóciles y dejarnos usar por Él.

Ahora mismo el lienzo está en blanco. Pero estoy dispuesto a ser usado por Dios, y cuando vengan las dificultades, intentaré superarlas, sabiendo que Dios no me va a pedir más de lo que yo pueda dar. A parte, cuento con su ayuda y con la de nuestra Madre, la Santísima Virgen María.

Todos tenemos que trabajar en distintos campos, en distintas ocasiones, con distintas dificultades. ¿El resultado a conseguir? Aportar nuestro granito de arena en la construcción del Reino de Dios. ¿Cómo? Salvando almas con nuestra evangelización y buen ejemplo. ¿Tarea fácil?. No. Pero para Dios, nada hay imposible, porque es el que todo lo puede. Nuestro Señor. Nuestro Consolador. Nuestro Creador.

El Señor os bendiga.

8 comentarios:

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Buenas noches:
Pues adelante con las buenas obras.
Y tu blog ya es una herramienta que nos conduce a Dios.
Un abrazo desde Valencia, Montserrat

Maria del Rayo dijo...

Tienes toda la razón.
Cuesta dejar muchas cosas pero si uno descubre que es la vountad de Dios, pues adelante.
Pero regresa de vez en cuando.
Bendiciones!!

Rafa dijo...

Montserrat: Gracias por tus palabras alentadoras. En el camino estamos (o al menos lo intento).
Un abrazo.

María del Rayo: Cuando Dios nos encomienda una misión, y sabemos que es de Él, cuesta dejar algunas cosas, pero merece la pena. En principio no dejo esto (si Dios lo permite), amenazo con seguir jajaja.
Un abrazo.

Miguel de la T.P. dijo...

BUEN TRABAJO MI AMIGO, ESPERO QUE ESTA MISION QUE DIOS NUESTRO SEÑOR TE ENCOMIENDA NO ACABES Y SEA UN GRA OBRA DE LA QUE TODOS NOS PODAMOS BENEFICIAL Y PRONTO TENGAS UNAS VACACIONES ESPIRITUALES. DESDE JAÉN UN ABRAZO Y FELIZ SEMANA

cantad al SEÑOR dijo...

cuando EL llama lo hace llenando de gracia al que tiene que responder porque EL esta cerca de los que ama NO TENGAS MIEDO . bendicion

Walter dijo...

Bendiciones.

LAH dijo...

Me ha gustado tu entrada Rafa, que el Señor te siga colmando de bendicciones, aferrados a El ¿quién puede temer? un abrazo.

Rosario dijo...

Hola Rafa:Te deseo que Jesús y la Santísima Virgen te ayude en tu nueva andadura, con su ayuda todo te ira bien.
Dios te bendiga.
FELIZ VERANO
Un saludo.