miércoles, 4 de agosto de 2010

San Juan María Vianney

Hoy, festividad de san Juan María Vianney, más conocido por el Santo Cura de Ars, se celebra el día de los sacerdotes. Estos hombres que un día, escucharon la voz del Señor que les llamaba a servir desde este sacramento del Orden Sacerdotal.

Hoy día salen a la luz muchas polémicas en las que están inmersos algunos sacerdotes. Pero "por un garbanzo no se estropea un puchero" y las cosas buenas (que son tantas al cabo del día) desgraciadamente no interesan que se sepan. Pues yo desde aquí, y ¡qué mejor día que hoy! quiero dar gracias a Dios por los sacerdotes y, quiero pedirle también, que ellos sean los pastores que necesitamos en nuestras vidas de ovejas descarriadas.

Asimismo, quiero felicitar a todos los sacerdotes y, me van a perdonar ustedes, mis queridos lectores, que haga una felicitación especial a mis amigos el P. Yelman y el P. Mario. Sacerdotes y, sobretodo, excelentes personas. Que el Señor los bendiga y les ayude en la tarea que les ha encomendado.

4 comentarios:

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

¡Claro que sí! que hay que felicitar a los amigos sacerdotes y con más encomio que los que no conoces.
Gracias por esta entrada, hay mucho que agradecerles por su magisterio.
Con ternura
sor.Cecilia

Oceanida dijo...

Por supuesto!! Que Dios los bendiga a todos. Que hariamos sin ellos...

Un abrazo!

Teresa dijo...

Desde aquí me uno a tu felicitación, Rafa. Ejemplos de entrega total, de escucha, de perseverancia. Les admiro profundamente. Un abrazo con cariño y gracias por tu reflexión de hoy.

Anónimo dijo...

Hasta hoy he tenido la oportunidad de entrar nuevamente a este espacio.
Gracias amigo por tu saludo especial; pero quiero decirte que si el pastor "hace a su rebaño", también el rebaño "hace a su pastor".

Gracias a todos por sus saludos y oraciones por los sacerdote.

Bendiciones mil.