sábado, 18 de junio de 2011

Santísima Trinidad

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. AMEN.

Así iniciamos nuestra vida cristiana; pues somos bautizados en el nombre de la Santísima Trinidad y con la señal de la Cruz. De la misma forma, iniciamos la Santa Misa, somos perdonados cuando nos confesamos, nos ponemos a orar... Y es que, el centro de nuestras vidas, el único que es imprescindible, y el único que nunca nos falla es DIOS.
El mismo Dios, en la persona del Padre. El mismo Dios, en la persona del Hijo. El mismo Dios en la persona del Espíritu Santo.
Este es el gran Misterio de nuestra fe.

El Padre; es el Creador, el padre bueno, Abba (papaíto).
El Hijo, es el Redentor, el que nos salva y da su vida por nosotros. Jesús, el que creemos conocer más.
El Espíritu Santo; al que se le atribuye la Santificación. Con sus dones, nos santifica porque nos acerca más al Hijo.

Pero las tres personas obran por AMOR. Por eso DIOS es AMOR.

El Padre nos crea, por Amor. El Hijo nos redime, por Amor. El Espíritu Santo nos santifica, por Amor. Sin esta causa, nada tiene sentido. Y sin embargo, no nos damos cuenta de esto.

¡Cuanta paciencia tiene Dios con nosotros! ¡Qué débiles somos! Pero Dios lo sabe, y nos ha dado la mejor arma: la Oración.

La oración nos hace intimar más con Dios, la oración nos fortalece para seguir en nuestro día a día, la oración nos ayuda a entender más los misterios de Dios, la oración hace que nos ayudemos unos a otros, la oración sana... Pero hay personas que no conocen a Dios, otras lo conocen pero no quieren saber nada de Él, y otros; aunque lo conocen, no "oramos" lo suficiente. Pero todos necesitamos de la oración. Por eso, hay personas que se han dedicado por entero a la oración. Es lo que llamamos vida contemplativa.
Hoy es el día PRO ORÁNTIBUS, es decir, el día dedicado a los contemplativos; a los monjes y monjas que dedican sus días a orar por nosotros, a orar por los demás.

Y damos gracias a Dios por ellos, por haber permitido que estos hermanos nuestros, hayan dejado todo por Amor a Dios, y por Amor a los demás, que se demuestra con su oración.

¡Gloria al Padre! ¡Gloria al Hijo! ¡Gloria al Espíritu Santo!

10 comentarios:

icue dijo...

Cuanta ayuda recibimos de los contemplativos que se retiran del mundo para ayudarnos desde su sitio, nosotros tambien debemos ser contemplativos dese el lugar que ocupamos, lo somos si vivimos unidos a Dios y tenemos presencia de El continuamente.
Un abrazo

Gran Visigoda dijo...

Muchos piensan que en la vocación contemplativa todo es renuncia cuando la realidad es que todo es ganancia...
Que Dios uno y Trino te siga bendiciendo.
Un abrazo.

Marian dijo...

¡Gracias Rafa: siempre de das una buena catequesis.¡muy importante el día de hoy.
¡Que seria de la Iglesia sin esas vidas
entregadas, orando por todo el mundo!
Muy unidos en los Tres.
Dios te bendiga.

lourdes dijo...

¡Cuanta paciencia tiene Dios con nosotros! ¡Qué débiles somos! Pero Dios lo sabe, y nos ha dado la mejor arma: la Oración. MIL gracias por este compartir gracias por valorar la vida contemplativa gracias a todas esas alma que dis a dia estan dando su vida en una ofrenda de amor y oración solo GRACIAS por formar parte de esas persona que valoran y sabe encontrar a Dios mil gracias por hacer posible la vida contemplativa muy unidos en oración y un abrazo

Rafa dijo...

Muchas gracias por vuestras aportaciones. Ahora, después de recibir el Espíritu Santo en Pentecostés, y de la celebración de la fiesta la Santísima Trinidad; preparémonos para la gran fiesta del Cuerpo y Sangre de nuestro Señor.
¡Qué Él os bendiga!

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Gracias Rafa, dar ánimos para seguir felices durante la semana es también evangelizar, porque la alegría es un fruto del Espíritu Santo.
Te dejo mi ternura
Sor.Cecilia
Se feliz y pon tus proyectos en marcha, te quedará divino jaja!!!

Miriam de caminar con rumbo dijo...

Cuando voy agobiada en cien mil cosas del día a día, es reconfortante saber que hay personas dedicadas a rezar al Señor, y su oración me es imprescindible para vivir cerca de Dios, día a día
Gracias al Señor por las vocaciones contemplativas y a los contemplativos por su trabajo, silencioso y muy efectivo

Escritos en tu nombre dijo...

Después de leer tu entrada, dije; Amén.
Es toda ella una oración. Belleza de escrito, gracias por enriquecernos.

Rosa

Rafa dijo...

Sor Cecilia: Gracias por dejar su huella en mi sitio. Siempre es un placer recibirla.
Miriam, Isa y Rosa: Gracias por visitarme y comentar. Bienvenidas a mi blog.

A todos, gracias, y un fuerte abrazo.
Dios os bendiga.

lourdes dijo...

FELIZ Y HERMOSO DIA DEL CUERPO Y SANGRE DE CRISTO JESÚS es el milagro de amor más grande que ÉL viene a nosotros y habita en nosotors muy unidos en oración y un abrazo muy fuerte en este dia